Hasta amarte sin mesura.


Hoy no quiero otra cosa que ofrecer
a tu mirada la mejor de mis sonrisas.
Solamente una sola, pero la mejor.
Tarde o temprano, lento o deprisa,
alcanzaré con ella lo profundo de tu ser...

Abriré tu corazón y muy dentro guardaré
mis más profundos sentimientos...
Abrazaré a tu pasión de modo suave,
respirando ese olor acafeinado que rezuma
tantas veces cada uno de los poros de tu piel...
Excitando poco a poco a mi cordura...

Sé que sobran las palabras que te digo.
Imagina ahora todo lo que nunca te diría.
No lo hagas si rehuyes la locura.

Mas por eso te dedico la mejor de mis sonrisas.
Esperando con anhelo que comprendas
Solamente lo que más necesito decirte.
Una cosa simplemente: no te olvido.
Reconozco que quisiera entregar
a tu mirada cada una de las partes de mi vida,

(último verso atrapado en el acróstico)

1 comentarios:

8 de enero de 2009, 20:24 salvador moreno valencia dijo...

Hola! Ya te sigo, así que a partir de ahora, te leeré. Muy buen blog.
Saludos
salvador